Diferencias entre una puerta normal y una puerta blindada

Las principales diferencias entre una puerta normal y una puerta blindada son:
  • La puerta normal ofrece seguridad pero no lleva ningún interior especial a prueba de, por ejemplo, golpes. La puerta blinda suele llevar en su interior una chapa de acero que hace que sea mucho más difícil poder romperla o atravesarla.
  • La diferencia de peso es notable. Las puertas normales pesan entre 10 y 20 kilos, mientras que las blindadas pueden llegar a pesar 80 dependiendo del tamaño. Los marcos han de reforzarse siempre en función del peso de la puerta.
  • La puerta blindada tiene muchos más anclajes que una puerta normal.
  • Las llaves de las puertas blindadas son casi imposible defalsificar, mientras que las puertas normales tienen llaves genéricas que pueden ser más fáciles de copiar.

Las puertas blindadas pueden hacerse a medida y no es recomendable blindar una puerta normal, ya que costaría prácticamente lo mismo que comprar una nueva que ya esté blindada. Estas puertas pueden instalarse unas 5 ó 6 horas. Normalmente se utilizan los diseños que tienen las empresas de puertas blindadas disponibles, aunque hay algunas de ellas que permiten personalizarlas. La garantía de las puertas blindadas suele ir desde los 6 meses hasta los dos años, ya que no es un producto que suela presentar muchos problemas a no ser que uno de los anclajes falle.

puertas

Cómo evitar que las cerraduras se atasquen

Cuando una cerradura se atasca es básicamente por la falta de engrase.
Con el paso del tiempo y principalmente por el descuido de sus dueños, las cerraduras suelen atascarse, lo cual siempre sucede en le momento menos oportuno y te ves sin poder entrar o salir de casa cuando más prisa tienes. Tal vez la llave no gire o ni siquiera entre en el bombín, ambas cosas son claros síntomas de que la cerradura está atascada. Arreglarla es muy sencillo, más aún si siempre le das los cuidados necesarios y no la maltratas con golpes o prisas.

Cuando una cerradura se atasca es básicamente por la falta de engrase en alguno de sus componentes, así que la solución más frecuente es desmontar el cajetín y engrasarlo con aceite o vaselina que deberá aplicarse con un pincel. Es necesario que se lubriquen las piezas de manera periódica y no esperar a que se atasque para hacerlo,ya que la grasa almacena polvo que es lo que finalmente atasca la cerradura. Una alternativa para su limpieza es el grafito, ya que es un lubricante que se emplea en ejes, bisagras y todo tipo de engranajes, además de que no retiene el polvo con lo que el funcionamiento de la cerradura tendrá una mayor duración.

Un truco estupendo para conseguir grafito es utilizar las minas de los lápices, ya que éstas son ricas en este componente. Se han de pintar con un lápiz todos los dientes de la llave e introducirla en el bombín. Cuando la llave gire estará lubricando la cerradura. Se puede hacer también con parafina ya que resulta igual de eficaz y duradera, así que para ello se ha de sumergir la llave en agua caliente y después en parafina. Hay que meterla en la cerradura y abrir y cerrar varias veces hasta que funcione sin problemas.

A la hora de elegir una nueva puerta para la vivienda no sólo hay que tener en cuenta que el modelo sea de nuestro gusto o que el material sea acorde al resto de la decoración de la casa. Es muy importante valorar también si se quiere una puerta normal o una de mayor seguridad, para cuya elección probablemente influirá el lugar en el que se reside, los objetos que uno tenga en casa o simplemente porque se quiera tener una puerta que ofrezca una mayor seguridad ante cualquier incidencia.

Por todo esto y mucho más, les ofrecemos servicios de cerrajeros de urgencia las 24 horas, nuestros colaboradores de cerrajeros urgentes Valencia y Valencia Cerrajeros nos ayudan a dar el mejor servicio posible, rápido y eficaz, no dude en llamarnos.

cerradura